Manchas en la cara

Las manchas faciales de color oscuro-marrón o léntigo son las lesiones pigmentadas más frecuentes, que aparecen como consecuencia del depósito del pigmento llamado melanina producido por los melanocitos, que se acumula en el interior de las células que forman la epidermis y la dermis. Estas manchas van asociadas a cambios hormonales, a la exposición solar prolongada o al envejecimiento cutáneo.

 

El Instituto de Fotomedicina cuenta con equipos láser Q-Switched de alejandrita y Nd-yag así como luz intensa pulsada de 2ª generación para el tratamiento de lesiones pigmentadas. Las manchas solares desaparecen facilmente con 1 o 2 sesiones de láser mientras que las manchas de tipo hormonal, como el melasma, mejoran con un peeling-mascarilla despigmentante que las blanquea.

Existen otras manchas también resultado de la acumulación de melanocitos, son los lunares en la cara o nevus. Generalmente benignos pueden tener gran variedad de formas, colores y tamaños. Los hay de color piel, azules, marrón oscuro o negros y de forma oval o redonda. La textura de la superficie puede ser suave, rugosa, áspera, plana o levantada y modificarse con el transcurso del tiempo, llegando incluso a desaparecer.

La mayoría de los lunares aparecen durante los primeros 20 años de vida, aunque otros no lo hacen hasta la vejez. Debido a la exposición solar y durante la pubertad y el embarazo pueden aumentar de tamaño, número o de pigmentación. Esto es normal, pero cuando se producen cambios en un lunar conviene que lo revise un dermatólogo ya que algunos evolucionan de forma maligna, identificado como melanoma o "peca mala".

Quitar lunares que resultan poco atractivos o están localizados en zonas donde las prendas de vestir pueden irritarlos es motivo de numerosas consultas. El láser CO2 ultrapulsado combinado con el láser Q-Switched permite eliminar lunares de forma rápida, sencilla y eficaz, en la consulta, sin dejar casi cicatriz. Los nevus o lunares que tiene pelo deben primero depilarse con láser de alejandrita ya que si no se elimina el pelo pueden vuelven a pigmentar. Aún así hay un porcentaje que reaparece.

Los lunares rojos son lesiones de tipo vascular. Los más frecuentes son los angiomas o puntos rubi.

 
Buscar Buscar