Acción del láser sobre la verruga

 

 La eliminación con láser de las verrugas puede efectuarse de dos maneras diferentes:

Mediante vaporización

En este caso el láser es utilizado como un bisturí de alta precisión con el que se quita la verruga. Los equipamientos láser mejor indicados para vaporizar tejidos son aquellos que tienen mayor afinidad por el agua: el láser de CO2, el láser Erbium-YAG y el láser de Neodimio-YAG. En función de la penetración necesaria para llegar a la raíz de la verruga, se elige uno u otro láser. El láser de Erbio es el más superficial, y es la opción más común para eliminar verrugas mediante vaporización ya que minimiza el riesgo de aparición  de una cicatriz. Sin embargo, las verrugas más persistentes pueden requerir el uso de luz láser de mayor penetración. En particular se ha demostrado que el láser de Neodimio-YAG tiene afinidad por el ADN del virus VPH presente en las verrugas, por lo que su uso garantiza la eliminación del virus en el tejido, aunque entraña riesgo de aparición de una cicatriz.

 

Mediante coagulación del soporte vascular de la verruga:

Las verrugas desarrollan capilares sanguíneos para captar los nutrientes que las células verrucosas necesitan para mantenerse, reproducirse y expandirse. El láser de Dye  Pulsado tiene afinidad por la hemoglobina que está presente en la sangre de estos capilares. Por lo tanto su aplicación sirve para coagularlos, “tapando” la circulación de sangre hacia la verruga. En unos días la verruga muere por desnutrición: el tejido verrucoso queda necrosado (se vuelve negro) y la verruga cae por sí sola. La eliminación de verrugas mediante coagulación no suele dejar cicatriz, aunque es importante no forzar la caída de la verruga necrosada para ello. Pueden ser necesarias varias sesiones para eliminar las verrugas más persistentes.

 

Tratamiento y seguimiento

 

En una primera visita de valoración un médico del Instituto de Fotomedicina identificará el tipo de verruga del paciente y seleccionará el láser en función de los siguientes criterios:

  • Localización de la verruga: para las verrugas plantares, por ejemplo, se suele utilizar el láser de Dye Pulsado de 585nm con un 90% de eficacia al cabo de tres sesiones.
  • Extensión, profundidad y cantidad de las verrugas a tratar
  • Respuesta de la verruga a tratamientos anteriores: para las verrugas más persistentes se aplicará el láser de Erbio, aunque habrá que valorar la capacidad de cicatrización del paciente previamente.

 

En el caso de las verrugas plantares tratadas con el láser de Dye Pulsado, es  importante asistir a las visitas de seguimiento ya que es necesario drenar la verruga necrosada para evitar molestias al caminar.

 

El Instituto de Fotomedicina de Centro Médico Teknon cuenta con un equipo médico experimentado en el uso de la tecnología láser aplicada al tratamiento de verrugas. Solicite una 1ª visita de valoración médica.
 
Ponme Alt y  Title
Buscar Buscar